¡Alquería por tu bienestar! ¡Alquería por tu bienestar!
Alimentación
 


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Comer flores: ¿un hábito milenario o una nueva tendencia en alimentación?

Aunque por estos días comer flores suene novedoso y sea una tendencia, este curioso hábito data de épocas antiguas. Carlo Magno, por ejemplo, tenía entre sus platos favoritos, las ensaladas con flor de malva; la cocina china tradicional experimenta con la flor de loto y hay registros de hábitos alimenticios que incluían flores en las antiguas civilizaciones de Roma, Grecia e india.

Sin importar si el hecho de comer flores es una novedosa tendencia de hábitos alimenticios, o una tradición que vuelve a tomar fuerza en estos días; lo cierto es que las flores abren la frontera de la cocina y el bienestar, pues son un tipo de alimento ideal para usar como guarnición y le dan un toque silvestre a los platos.

Comer flores: un buen hábito alimenticio

Para muchos de nosotros esto puede sonar bastante raro, pues estamos acostumbrados a ver las flores en jardines o en floreros decorando una casa; pero jamás sobre un plato. Sin embargo, Alquería nos tiene una noticia: ¡hemos estado comiendo un par de flores toda la vida sin saberlo!

En la alcachofa, el brócoli y la coliflor, salen de manera sutil unas florecitas que la mayoría de veces pasan desapercibidas ante nuestros ojos, cuando comemos estas verduras. Estas flores hacen parte de las 250 especies comestibles que existen en el mundo.

Las rosas, las flores de calabacín, la lavanda, las violetas y por supuesto las flores de hierbas aromáticas como cilantro, tomillo, menta, albahaca y romero, son las flores que se usan con más frecuencia en preparaciones de alimentos como estas:

Ahora que conocemos más sobre la costumbre  de comer flores y sabemos que miles de personas lo hacen desde tiempos inmemorables, solo nos queda arriesgarnos a probar algo nuevo y por qué no, incluirlas dentro de nuestros hábitos alimenticios.