¡Alquería por tu bienestar! ¡Alquería por tu bienestar!
Alimentación
 


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

3 consejos Alquería para alimentarte mejor y tener bienestar

Es tan difícil negarse a una hamburguesa con papas a la francesa. Nadie puede negarlo. Y ceder a la tentación de vez en cuando es posible, pero tomarlo como un hábito puede interferir con nuestro bienestar.

Entonces, si todo lo que nos atrae también nos engorda, o no es bueno para nuestro organismo ¿cómo podemos hacer para alimentarnos mejor y tener un estilo de vida más equilibrado?

No es extraño, por estos días, conocer a una persona que antes amaba la carne y ahora es vegetariana, o a alguien que antes no podía vivir sin el queso mozarella y los helados, y que ahora es completamente vegana.

Cada uno elige el estilo de vida que quiere llevar, así que las posiciones radicales frente a los hábitos alimenticios son muy respetables, pero hay que reconocer que son costumbres muy difíciles de llevar, sobre todo si nacimos y crecimos en el mundo occidental, donde nos enseñaron a sentir un placer inmenso por las harinas y el azúcar.

Entonces, ¿cómo podemos hacer para tener mejores hábitos alimenticios sin salir de pelea con el mundo en el que crecimos? ¿Cómo podemos hacer, dentro de nuestro estilo de vida occidental, para comer con más equilibrio?

Afortunadamente no es una tarea complicada y esta vez Alquería nos trae 3 consejos sencillos y fáciles de poner en práctica, para poder lograrlo y mejorar nuestro estilo de vida:

  1. Identificar la fuente de la ansiedad :Alquería te aconseja comer más verduras para tu bienestar

A veces, preguntarnos por qué comemos, tiene más importancia que preguntarnos qué comemos. Cuando nos hacemos esta pregunta, muchas veces encontramos que comemos por las razones equivocadas, como la angustia, ansiedad, evasión o tristeza. Cuando eso pasa, tendemos a irnos a los extremos: comer demasiado, o comer muy poco.

Así que para tener más bienestar y cambiar nuestros hábitos alimenticios, antes que nada debemos revisar nuestro estado emocional y entender qué relación –positiva o negativa- puede tener con la forma en que nos alimentamos.

  1. El secreto está en las porciones:

Como lo afirma el dicho popular “todo en exceso es malo” así que la clave para mejorar nuestros hábitos alimenticios y tener más bienestar está en regular las porciones de lo que comemos y controlar la cantidad de calorías diarias.

Por ejemplo, un combo de hamburguesa con papas a la francesa y gaseosa tiene más de 800 calorías, y esto es demasiado para una sola merienda.

En cambio, si nos encargamos de consumir el 30% de las calorías diarias al desayuno, el 40% o 45% al almuerzo, el 20% en la comida de la noche y un 5% o 10% en alguna merienda, estaremos logrando cumplir con la cuota diaria de calorías de forma balanceada, dividida en las 3 comidas y un refrigerio.

  1. Haz algunos cambios en tu alacena:

Para tener más bienestar y alimentarte mejor, no hace falta botar a la basura todo lo que hay en tu alacena, simplemente puedes hacer cambios pequeños y tomar decisiones distintas en el supermercado.

Por ejemplo, elegir mayonesa light en vez de mayonesa normal y alternar las carnes rojas con el consumo de otras como el pollo, el cerdo o el pescado. Cambia el pan blanco por pan integral y elige las leches como la leche Alquería Semidescremada, que tiene 50% menos grasa que la leche entera.